Enseñanza de la psicología positiva en la Argentina: un estudio socio-bibliométrico

  Luciana Mariñelarena-Dondena¹²³, Hugo Klappenbach²³
  ¹Laboratorio de Investigación y Desarrollo en Inteligencia Computacional, ²Universidad Nacional de San Luis, ³CONICET.
  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Texto completo (PDF)
Anexo (PDF)

 

Mariñelarena-Dondena, L., & Klappenbach, H. (2016). Enseñanza de la psicología positiva en la Argentina: un estudio socio-bibliométrico. PSIENCIA. Revista Latinoamericana de Ciencia Psicológica, 8, doi: 10.5872/psiencia/8.2.141

Resumen

Resumen

Este trabajo de carácter historiográfico busca promover el conocimiento de la historia de la enseñanza de la psicología positiva mediante el análisis de los programas de las asignaturas de las carreras de grado de la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Palermo, la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Universidad Nacional de San Luis. La presente investigación puede ser considerada un estudio ex post facto retrospectivo de acuerdo a la clasificación de Montero y León (2007). Se realizó un estudio socio-bibliométrico donde se analizaron los contenidos sobre psicología positiva incluidos en los programas de las asignaturas de las carreras de psicología antes mencionadas. Asimismo, respecto a la bibliografía de los programas de las materias se examinaron: los autores más referenciados, el idioma de las referencias, el tipo de texto más citado y la antigüedad u obsolescencia de las referencias bibliográficas. Los resultados obtenidos permiten apreciar que si bien la psicología positiva tiene cada vez mayor impacto en la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Universidad Nacional de San Luis, podría afirmarse que sólo en la Universidad de Palermo dicho movimiento ha ocupado un lugar relevante en la formación en psicología.

Palabras Clave: Psicología Positiva, Formación Universitaria, Bibliometría, Historia de la Psicología, Argentina

Introducción

Introducción

Inicialmente el movimiento de la psicología positiva focalizó su interés en el estudio de la experiencia subjetiva positiva, los rasgos individuales positivos y las instituciones positivas (Seligman & Csikszentmihalyi, 2000). Así, en el marco de la teoría de la auténtica felicidad de Martin Seligman (2005), el propósito final consistía en aumentar la satisfacción con la vida.

Posteriormente, Seligman (2011) formuló su teoría multidimensional del bienestar afirmando que la psicología positiva debía centrarse ahora en el estudio del bienestar, definiéndolo como un constructo integrado por cinco elementos: las emociones positivas, el compromiso, los vínculos positivos, el significado y el logro (modelo PERMA). El objetivo aquí es incrementar cada uno de los elementos que integran el bienestar con el fin de promover el florecimiento humano [human flourishin].

Ya en el año 2002 Keyes había acuñado el concepto de florecimiento [flourishing], el mismo alude a la experiencia de sentirse bien [feeling good] y funcionar eficazmente [positive human functioning]. Dicho autor buscaba unificar las concepciones hedonistas y eudaimónicas desde las cuales se ha investigado el bienestar.

Por su parte, Huppert y So (2013) afirman que el florecimiento [flourishing] puede concebirse como lo opuesto a la enfermedad mental, más precisamente la depresión y la ansiedad. Para definirlo identifican diez características del bienestar: la capacidad o competencia, la estabilidad emocional, el compromiso, el significado, el optimismo, las emociones positivas, las relaciones positivas, la resiliencia, la autoestima y la vitalidad. Por último, remarcan que el florecimiento [flourishing] y la satisfacción con la vida son conceptos distintos que se superponen.

En la Argentina, María Martina Casullo fue una de las personalidades de mayor envergadura para la recepción de la psicología positiva. Precisamente, fue una perspectiva pionera como la suya, capaz de articular posiciones que provenían de la epidemiología, la estadística y la evaluación psicológica, lo que hizo posible que esta corriente se desarrollara tempranamente en nuestro país (Mariñelarena-Dondena, 2014).

Este hecho debe reconocerse aún cuando no se pretende reducir el análisis a una concepción individualista de la historia. En tal sentido, Laura Ball (2012) subraya la importancia de estudiar la historia de las figuras eminentes desde una perspectiva social e históricamente informada.

Hacia fines del siglo XX, Casullo (1998) comenzó a investigar los factores protectores o salugénicos que impiden que las personas enfermen aún frente a situaciones adversas y de riesgo ambiental. En el marco del enfoque salugénico centrado en la promoción de la salud, planteó la existencia de un nuevo paradigma de reflexión teórica y metodológica: la psicología salugénica o positiva (Casullo, 2000). Es interesante remarcar aquí que dichos aportes fueron paralelos a los inicios del movimiento de la psicología positiva en Estados Unidos de Norteamérica, ya que existe consenso en que dicha corriente surgió en el año 1998 en el discurso inaugural de Martin Seligman como Presidente de la Asociación Estadounidense de Psicología[American Psychological Association, APA] (Mariñelarena-Dondena, 2014).

Este movimiento se insertó rápidamente en la Universidad de Buenos Aires donde es posible identificar al menos dos momentos bien diferenciados en su desarrollo. El primer período, comprendido entre los años 1998 y 2003 signado por las investigaciones realizadas en el campo que Casullo denominaba psicología salugénica o positiva. Luego, a partir del año 2004 se ubica el segundo momento, donde puede observarse una fuerte impronta de la corriente psicológica liderada por Martin Seligman a nivel internacional (Mariñelarena-Dondena, 2012a).

Desde el punto de vista institucional, se ha reconocido a la Universidad de Palermo como la principal vía de recepción de la Psicología Positiva en la Argentina. En esta institución, también bajo el impulso inicial de Casullo, comenzaron a realizarse en el año 2006 los Encuentros Iberoamericanos de psicología positiva; dicha reunión científica busca promover el desarrollo de esta perspectiva en los países de habla hispana, al mismo tiempo que favorece el intercambio de experiencias y la generación de nuevas líneas de investigación entre los científicos y los profesionales de la región (Mariñelarena-Dondena, 2012b; Mariñelarena-Dondena & Klappenbach, 2009a).

Indagando en la historia de la enseñanza de la psicología positiva en la Argentina, puede apreciarse que en el año 1999 comenzaron a dictarse los primeros cursos relacionados con el tema (Gancedo, 2009). Casullo fue la encargada de estructurar el plan de estudios de la Licenciatura en Psicología de la Universidad de Palermo, incluyendo ya en aquel momento una materia obligatoria donde se abordaba el enfoque salugénico en psicología y posteriormente los aportes de la Psicología Positiva; dicha asignatura llevaba el nombre de “Modelos y Teorías V” (en la actualidad se denomina “Modelos y Teorías 5: Counseling”). Posteriormente, en el año 2009, comenzaron a dictarse dos materias electivas también específicas sobre la temática: “Temas de Psicología Positiva” e “Intervenciones en Psicología Positiva” (Castro Solano, 2014; Mariñelarena-Dondena, 2012b).

Por otra parte, se ha definido a la bibliometría como la utilización del análisis estadístico para cuantificar la producción científica; sin embargo, desde nuestra perspectiva y siguiendo la tradición española, recurrimos a la misma pero incorporando también el análisis cualitativo de los textos, documentos y del conjunto de datos hallado (Carpintero & Peiró, 1981).

Cabe remarcar aquí dos de los presupuestos teóricos que fundamentan el análisis socio-bibliométrico, los mismos ya han sido expuestos en estudios anteriores (Mariñelarena-Dondena, 2012b; Mariñelarena-Dondena & Klappenbach, 2009a, 2009b). Desde el punto de vista de la sociología del conocimiento, la psicología, como cualquier disciplina científica, constituye ante todo una institución social de carácter público. En tal sentido, el conocimiento científico en el que se fundamenta la psicología es esencialmente un conocimiento público, es decir, un conocimiento que es capaz de ser comunicado públicamente a otros miembros de la comunidad científica a través de presentaciones en reuniones científicas, papers en revistas especializadas, libros o informes de diferente naturaleza (Price, 1963; Ziman, 2000).

Entre las aplicaciones de la socio-bibliometría a la historia y la formación en psicología, se encuentran los clásicos aportes de la tradición valenciana relacionados con el análisis y la medición de las publicaciones periódicas (Carpintero & Peiró, 1981). Siguiendo esta línea de investigación, Hugo Klappenbach (2013) plantea que la socio-bibliometría puede aplicarse también al análisis y la medición de los programas de asignaturas y la bibliografía de los mismos. Por lo tanto, los programas de asignaturas pueden ser considerados también como instrumentos de comunicación pública de la enseñanza de la psicología. Precisamente, Miguel y Dimitri (2013) se han referido a esa característica de los estudios bibliométricos llevados a cabo en la Universidad Nacional de San Luis.

En este contexto general, la presente investigación de carácter historiográfico busca promover el conocimiento de la historia de la enseñanza de la psicología positiva mediante el análisis de los programas de las asignaturas de las carreras de grado de la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Palermo, la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Universidad Nacional de San Luis. Con tal fin, se analizaron los contenidos sobre psicología positiva incluidos en los programas de las asignaturas de las carreras de psicología antes mencionadas. Asimismo, respecto a la bibliografía de los programas de las materias se examinaron: los autores más referenciados, el idioma de las referencias, el tipo de texto más citado y la antigüedad u obsolescencia de las referencias bibliográficas.

Respecto a la historia de la enseñanza de la psicología en la Argentina, dentro de los antecedentes internacionales sobre la formación universitaria en psicología debe subrayarse la importancia del “modelo Boulder” y del “modelo latinoamericano”.

En la célebre Conferencia de Boulder, realizada en Colorado en 1949, se diseñó el modelo científico-profesional (Klappenbach, 2003). Haciendo alusión al mismo, Alberto Vilanova se refería al carácter bifronte de la disciplina, considerando sus dos dimensiones: la científica y la profesional (Vilanova, 2000).

En América Latina debe destacarse también el impacto del “modelo latinoamericano” de entrenamiento en psicología, producto de la Primera Conferencia Latinoamericana sobre Entrenamiento en Psicología reunida en Bogotá (Colombia) en 1974; el mismo todavía se mantiene vigente y enfatiza la necesidad de “una formación general en todas las áreas de la psicología, aunque también plantea la profundización en un área temática en los últimos años” (Gallegos, 2010, p. 803) y adhiere al “modelo Boulder” sosteniendo que la enseñanza de la disciplina debe contemplar su doble impronta: ciencia y profesión (Gallegos, 2010).

En la Argentina, la enseñanza universitaria de grado en psicología ha tenido desde sus inicios un claro perfil clínico con sesgo psicoanalítico (Klappenbach, 2003). Vilanova (2000) marcaba los siguientes rasgos distintivos de la psicología del Cono Sur: el clinicismo o centramiento excluyente en los aspectos clínicos, el relegamiento de la investigación, el desborde matricular y la disociación con las demandas socioeconómicas reales.

Sin embargo, a partir del año 1983 con la recuperación democrática el perfil de formación universitaria comenzó a diversificarse en dos aspectos centrales: las macro-teorías dominantes, por un lado, y los campos de la práctica profesional, por el otro (Klappenbach, 2003).

Método

Método

La presente investigación puede ser considerada un estudio ex post facto retrospectivo, de acuerdo a la clasificación de Montero y León (2007). Más precisamente constituye un estudio socio-bibliométrico donde las unidades de análisis son objetos, habitualmente documentos, y forman parte de la categoría más amplia de las investigaciones que los mismos autores han considerado como estudios empíricos con metodología cuantitativa.

_

La muestra de carácter intencional estuvo conformada por todos los programas de las asignaturas de las carreras de grado de psicología de la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de Palermo, la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Universidad Nacional de San Luis. Por otra parte, cada uno los programas de las materias constituyó la unidad de análisis. En los mismos se analizaron las temáticas incluidas dentro de los contenidos y las referencias citadas en la bibliografía relacionadas con el campo de conocimiento de la psicología positiva.

Limitamos nuestro estudio a tres universidades públicas y una privada por las siguientes razones: en la Universidad de Buenos Aires María Martina Casullo desarrolló los primeros proyectos de investigación sobre la psicología salugénica o positiva en nuestro país; la Universidad de Palermo, porque ha sido identificada como la principal vía de recepción del movimiento de la psicología positiva en la Argentina; en la Universidad Nacional de Mar del Plata se dictó en noviembre del 2009 el primer curso de posgrado en una universidad pública sobre la temática, titulado Psicología Positiva: Fundamentos y Aplicaciones, cuyo docente fue Alejandro Castro Solano; y la Universidad Nacional de San Luis porque es la única universidad pública de la Argentina cuya carrera de psicología presenta la particularidad de permitir escoger entre una orientación psicoanalítica y una cognitiva-integrativa en algunas materias del Ciclo de Formación Profesional.

_

La primera cuestión a resolver consistió en establecer un sistema clasificatorio adecuado que nos permitiera identificar todos aquellos contenidos de los programas de asignaturas objeto de estudio que trataran temáticas vinculadas con el movimiento de la psicología positiva. Con tal fin se construyó un sistema de clasificación que fue sometido a la evaluación de dos jueces expertos en este campo. A partir de sus observaciones y sugerencias, se procedió a definir los 90 términos de búsqueda que se consignan en el cuadro 1.

Cuadro 1. Sistema de clasificación: términos relacionados con temáticas investigadas dentro del campo de la psicología positiva

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Cuadro1

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Luego de haber realizado el proceso de validación del sistema clasificatorio, se analizaron los contenidos de los programas de las asignaturas objeto de estudio. Con el fin de categorizar todos aquellos contenidos vinculados con el movimiento de la psicología positiva se elaboró una taxonomía integrada por 19 categorías, tal como puede apreciarse en el cuadro 2. Muchas de ellas se vinculan con el desarrollo del movimiento a nivel internacional, mientras que otras categorías guardan estrecha relación con los antecedentes históricos y la recepción de la psicología positiva en nuestro país.

Cuadro 2. Criterios de clasificación para el análisis de los contenidos de los programas de las asignaturas

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Cuadro2

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Debe aclararse que no se incluyeron en el estudio los contenidos relacionados con salud mental y salud pública, salud comunitaria, epidemiología, atención primaria de la salud ni psicología de la salud. Al mismo tiempo, es necesario advertir que este sistema de clasificación fue elaborado sólo con un fin metodológico y de manera provisoria, razón por la cual a futuro podrían sumarse nuevas categorías vinculadas con otras temáticas investigadas dentro del campo de la psicología positiva.

Para efectuar el análisis y el procesamiento de los datos se utilizó una base de datos relacional (MySQL) diseñada específicamente para realizar el estudio bibliométrico de programas de asignaturas[1].

Resultados

Resultados

Luego de analizar los programas de todas las asignaturas obligatorias de las carreras de psicología de la Universidad Nacional de San Luis, la Universidad de Palermo, la Universidad de Buenos y la Universidad Nacional de Mar del Plata (159 en total) se observó que sólo 34 materias, el 21,38%, abordaban contenidos vinculados con el campo de la psicología positiva. También se incluyeron dentro del estudio los programas de dos cursos electivos dictados en la Universidad de Palermo que tratan temas específicos de este campo del conocimiento: “Temas de Psicología Positiva” e “Intervenciones en Psicología Positiva”.

Tabla 3. Cantidad de programas que incluyen contenidos sobre psicología positiva

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla3

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

*Total de Programas: se analizaron los programas de todas las asignaturas obligatorias de las carreras de psicología. En el caso de la Universidad de Buenos Aires se examinaron los programas de las materias tanto del Ciclo de Formación Básica como Profesional, Cátedras I y II (44 en total). Los cursos electivos específicos sobre psicología positiva dictados en la Universidad de Palermo no se encuentran incluidos en esta tabla. Por último, respecto a la Universidad Nacional de San Luis se analizaron los programas de 41 asignaturas, cabe aclarar que 7 materias del Ciclo de Formación Profesional se dictan tanto para la orientación Psicoanalítica como Cognitiva (Cognitiva-Integrativa); los/as estudiantes deben cursar las asignaturas de sólo una orientación teórica. **Programas/Psicología Positiva: programas que incluyen contenidos vinculados con el campo de la Psicología Positiva.

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Figura1

Gráfico 1. Programas que incluyen contenidos sobre psicología positiva

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Los programas de las materias de la Universidad de Palermo son del año 2011[2]; mientras que los programas de la Universidad Nacional de San Luis, la Universidad de Buenos Aires y la Universidad de Nacional de Mar del Plata corresponden a los años 2013 y 2014[3].

Los dos grandes temas relacionados con la psicología positiva más incluidos en los contenidos de los programas son la Psicología Salugénica o Positiva - Variables Salugénicas y las Aplicaciones Prácticas de la Psicología Positiva. Luego les siguen: las Virtudes y Fortalezas del Carácter, la Psicología Positiva, la Psicología Humanística - Counseling y la Resiliencia - Afrontamiento de la Adversidad [Coping]. También entre las temáticas más frecuentes se encuentran las siguientes: el Bienestar (Hedonista y Eudaimónico), el Compromiso - Flow (Vida Comprometida), las Emociones Positivas (Vida Placentera) y las Intervenciones Positivas - Psicoterapia Positiva.

Tabla 4. Frecuencia de los contenidos vinculados sobre psicología positiva

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla4

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Gráfico 2. Contenidos más frecuentes sobre psicología positiva

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Figura2

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Además de su frecuencia también se analizó cómo estos contenidos se relacionaban entre sí en los programas de los cursos estudiados. Se observaron un total de 128 co-ocurrencias entre los contenidos vinculados con el campo de la psicología positiva. A partir de los resultados obtenidos puede apreciarse que las Aplicaciones Prácticas de la psicología positiva y la psicología salugénica o positiva - Variables Salugénicas son los contenidos más estrechamente relacionados, dado que presentaron un total de 18 co-citaciones. Seguidamente con más de 10 co-ocurrencias se ubican los siguientes temas: las Aplicaciones Prácticas de la Psicología Positiva y las Virtudes y Fortalezas del Carácter; la Psicología Salugénica o Positiva - Variables Salugénicas y las Virtudes y Fortalezas del Carácter; la Psicología Positiva y la Psicología Salugénica o Positiva - Variables Salugénicas; las Aplicaciones Prácticas de la Psicología Positiva y la Resiliencia - Afrontamiento de la Adversidad (Coping); las Aplicaciones Prácticas de la Psicología Positiva y la Psicología Positiva.

Tabla 5. Contenidos vinculados con el campo de la psicología positiva entre los cuales se observaron dos o más co-ocurrencias

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla5 1

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla5 2

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla5 3

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

En la bibliografía de los programas de los 36 cursos relevados, se encontraron un total de 200 referencias vinculadas con el campo de la psicología positiva. En relación con el idioma, sólo 11 referencias (5,50%) fueron en inglés; mientras que las 189 referencias restantes correspondieron a textos en castellano (94,50%).

Tabla 6. Análisis de las referencias por idioma

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla6

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Respecto al tipo de texto citado, se observa una importante tendencia a referenciar capítulos de libros y artículos de revistas científicas; luego aparecen los libros y los capítulos de libros editados. También deben mencionarse, aunque con una distribución de frecuencia menor, los documentos de cátedra incluidos en la bibliografía (Tabla 7 y Gráfico 3).

Tabla 7. Análisis de las referenciasm según tipo de texto citado

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla7

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

En las referencias relacionadas con la psicología positiva incluidas dentro de la bibliografía de los 36 programas fueron referenciados un total 179 autores/as; no obstante, no puede soslayarse aquí que los docentes muchas veces incluyen trabajos de su propia autoría. En tal sentido, se encontraron un total de 35 autocitas de los/as profesores/as de las asignaturas.

Es muy interesante destacar que los tres autores más referenciados fueron María Martina Casullo, Alejandro Castro Solano y Martin E. P. Seligman (con 11, 7 y 6 citas respectivamente). Seguidamente con 5 o 4 referencias cada uno encontramos a: John Bowlby, Mihaly Csikszentmihalyi, Mercedes Fernández Liporace, Mariana Gancedo, Luciana Mariñelarena-Dondena, Cristina Marrau, Ana Isabel Redondo, Carmelo Vázquez, Norma Contini de González, Gonzalo Hervás, María Laura Lupano Perugini, Aldo Melillo, Isabel María Mikulic, Carl Rogers y Beatriz Vera Poseck.

Tabla 8. Autores que recibieron más de tres referencias

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla8

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Gráfico 3. Autores que recibieron más de cuatro referencias

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Figura3

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Por último, examinamos la antigüedad de las referencias incluidas en la bibliografía. Cabe remarcar que varía considerablemente el número de referencias correspondientes a los contenidos relacionados con la psicología positiva, ya que 33 de las asignaturas no son específicas de este campo. Por tal motivo, puede ser aventurado realizar conclusiones generales; excepto en el caso de las materias específicas sobre el enfoque salugénico y la psicología positiva dictadas en la Universidad de Palermo. En tal sentido, se analizó el índice de Price que mide el porcentaje de referencias correspondientes a los últimos cinco años (Tabla 9).

Tabla 9. Actualidad de las referencias: índice de Pierce por curso

PSIENCIA Revista Latinoamericana de Ciencia Psicologica 8 2 Mariñelarena Dondena et al Tabla9

Descargar esta tabla en una diapositiva de PowerPoint

Discusión

Discusión

Una primera observación que surge del análisis de los contenidos es la heterogeneidad de temáticas incluidas en los programas de las materias, destacando que todas ellas se ubican bajo el paraguas [umbrella term] de la psicología positiva.

Resulta importante analizar por qué las aplicaciones prácticas de la psicología positiva es el segundo tópico más frecuente en los programas de las asignaturas luego de la psicología salugénica o positiva, término acuñado por María Martina Casullo en el año 2000. En primer lugar, dicho tema es uno de lo más investigados no sólo en la Argentina sino también en Latinoamérica; luego se observa cómo paulatinamente el interés comienza a desplazarse hacia las intervenciones positivas cuya efectividad ha sido empíricamente validada (Castro Solano, 2014). En contraposición, este hecho podría vincularse con la explícita actitud ateórica de los principales representantes del movimiento a nivel internacional junto a la ausencia de una teoría unificada y coherente que guíe las investigaciones (Gancedo, 2008; Mariñelarena-Dondena, 2012c). Por último, puede pensarse que la principal contribución de la psicología positiva a la formación universitaria del psicólogo consiste precisamente en los conocimientos referidos a cómo aplicar los hallazgos de esta corriente en los diferentes ámbitos del quehacer profesional, entre ellos: el clínico (aquí debe resaltarse el campo del diagnóstico y la evaluación psicológica), el institucional - organizacional, el educacional y el laboral.

Asimismo, dentro de las temáticas más abordadas en los cursos se encuentran la resiliencia, el afrontamiento de la adversidad y el estudio del bienestar (tanto desde la concepción hedonista como eudaimónica); estos constructos también se encuentran entre los más investigados en los países de la región.

La psicología humanística, por su parte, es la corriente que inaugura el enfoque salugénico en psicología constituyendo así uno de los principales antecedentes del movimiento de la psicología positiva. Asimismo, se encuentran entre los contenidos más frecuentes las Virtudes y Fortalezas del Carácter, el compromiso y el flow (vida comprometida), las emociones positivas (vida placentera); todos ellos conceptos centrales tanto en la teoría de la auténtica felicidad como del bienestar de Seligman.

En relación con lo anterior, el estudio de la psicología humanística o más ampliamente denominada la corriente de la Tercera Fuerza ha sido analizado en el caso de los programas de las asignaturas vinculadas a la práctica clínica y psicoterapéutica de la Universidad Nacional de La Plata. Los resultados obtenidos pusieron de manifiesto que la psicoterapia de la Tercera Fuerza no tuvo un amplio desarrollo. Sólo en el programa de la asignatura Psicoterapia se incluía una unidad sobre contenidos cercanos a una psicoterapia fenomenológica; este hecho puede relacionarse con las viejas enseñanzas de profesores como Luis María Ravagnan y Raúl Balbé (González, 2012).

Retomando el tema de la enseñanza del enfoque salugénico y la psicología positiva, cabe remarcar que los datos obtenidos en la presente investigación serían coincidentes con los resultados del estudio realizado por Hart y Sasso (2011), quienes (entre diversas metodologías cuantitativas) analizaron los programas de cursos específicos sobre psicología positiva dictados en Estados Unidos de Norteamérica y Canadá. Los autores afirman que este movimiento ha experimentado un notable desarrollo en la última década; al mismo tiempo, sostienen que dos de los pilares propuestos inicialmente por Seligman y Csikszentmihalyi en el año 2000 han recibido mayor atención: las emociones positivas y los rasgos individuales positivos. No obstante, al igual que en nuestro país, no ocurre lo mismo con las instituciones positivas. Por otra parte, ponen de relieve la importancia que cobran los conceptos de resiliencia y bienestar eudaimónico.

En cuanto al idioma de las referencias citadas en la bibliografía, sólo el 5,50% de las mismas fueron en inglés. Por una parte, el predominio de la lengua castellana se puede relacionar con la tendencia a la lectura y conocimiento de la bibliografía casi exclusivamente local, característica de la psicología argentina que tempranamente analizó Rubén Ardila (1979). Por la otra, tampoco puede desconocerse su relación con la dificultad que tienen muchos/as estudiantes para leer textos en inglés, por tal motivo los/as docentes se verían limitados a incluir sólo y/o la mayor cantidad de trabajos en castellano dentro de la bibliografía obligatoria o básica.

Por otro lado, qué textos son citados permite apreciar en qué tipo de comunicación se construye básicamente el conocimiento. Los resultados obtenidos muestran que predominan ampliamente los capítulos de libros (23,50%) y los artículos de revistas (23%); luego se ubican los libros (19,50%), los capítulos de libros editados (18,50%) y los documentos de cátedra (9%).

La autora más referenciada fue María Martina Casullo (1940-2008), pionera de la psicología positiva en la Argentina. Hasta su fallecimiento fue Investigadora Principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Profesora Emérita de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires y Directora del Doctorado en Psicología de la Universidad de Palermo. Alejandro Castro Solano, el segundo autor más citado, fue discípulo de Casullo y es actualmente el principal representante del movimiento en el país. Se desempeña como Investigador Independiente del CONICET, Director del Doctorado en Psicología y del Centro de Investigaciones en Psicología de la Universidad de Palermo y Profesor Adjunto de la Universidad de Buenos Aires.

Ya se han señalado los valiosos aportes de Martin Seligman quien es reconocido como el principal impulsor del movimiento a nivel internacional. Entre los autores más referenciados se encuentran figuras de renombre internacional como: John Bowlby, Mihaly Csikszentmihalyi, Carmelo Vázquez, Gonzalo Hervás, Beatriz Vera Poseck y Carl Rogers. También se ubican algunos de los principales representantes de la psicología positiva a nivel nacional: Mercedes Fernández Liporace, Mariana Gancedo, Luciana Mariñelarena-Dondena, Norma Contini de González, María Laura Lupano Perugini, Aldo Melillo e Isabel María Mikulic.

Es interesante comparar los principales autores de la psicología positiva con otras investigaciones existentes sobre personalidades relevantes en el campo de la psicología. Considerando que los estudios de Annin, Boring y Watson (1968) y de Korn, Davis y Davis (1991) son anteriores al surgimiento de este movimiento, podríamos comparar los principales nombres con los que surgen del estudio de Hagbloom et al. (2002). En tal sentido, se observa que de los 100 nombres que figuran en ese listado al menos tres de ellos se encuentran entre los autores más referenciados en la bibliografía de los programas: Martin Seligman, Carl Rogers y John Bowlby. Numerosos estudios (Christopher, Richardson & Slife, 2008; Gancedo, 2008) han señalado las relaciones entre la psicología positiva y la psicología humanística o de la tercera fuerza, como lo sugiere la referencia a Carl Rogers. Pero al mismo tiempo pueden apreciarse las referencias a autores pertenecientes a otras perspectivas teóricas muy disímiles como John Bowlby, un psicoanalista, y Martin Seligman, un psicólogo cognitivo.

Por otra parte, es interesante examinar la antigüedad de las referencias de los tres cursos específicos sobre el enfoque salugénico y la psicología positiva tomando como indicador el índice de Price: “Modelos y Teorías 5 (Counseling)” (26,92%), “Temas de Psicología Positiva” (72.72%) e “Intervenciones en Psicología Positiva” (47,05%). Aún reconociendo las dificultades inherentes a la medición de la antigüedad media, derivadas tanto de las diferencias disciplinares, y en el caso de los programas, de los distintos tipos de asignaturas o cursos, los resultados ponen en evidencia que la bibliografía de los programas indicados se encuentra realmente actualizada.

Antes de finalizar, quisiéramos realizar dos reflexiones. La primera, tal como plantean Hart y Sasso (2011), se vincula con la importancia de que los cursos sobre psicología positiva aborden el amplio abanico de temáticas que integran esta disciplina.

La segunda, se refiere a la necesidad de incluir asignaturas obligatorias en la formación de grado en psicología sobre el enfoque salugénico, en general, y la psicología positiva, en particular (Mariñelarena-Dondena, 2012b). Mariana Gancedo (2009) reflexiona sobre esta problemática y para hacerlo toma como punto de partida la relación de completud existente entre la psicología positiva, inscripta dentro del enfoque salugénico, y el modelo médico, que centra su interés en el estudio de la psicopatología; puesto que ambos enfoques son complementarios, permiten abordar la totalidad del psiquismo humano. De esta manera, las futuras generaciones de psicólogos/as contarían con los conocimientos y las herramientas necesarias tanto para mitigar el sufrimiento humano como para promover el bienestar psicológico.

Para concluir, a partir de los resultados obtenidos se puede observar que si bien la psicología positiva tiene cada vez mayor impacto en la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Nacional de Mar del Plata y la Universidad Nacional de San Luis, podría afirmarse que sólo en la Universidad de Palermo dicho movimiento ha ocupado un lugar relevante en la formación en psicología. Como se ha señalado en investigaciones previas (Gancedo, 2009; Mariñelarena-Dondena, 2012b), esta universidad cuenta con más de diez años de experiencia en la enseñanza del enfoque salugénico y la psicología positiva.

Referencias

Referencias

  • Annin, E. L., Boring, E. G. & Watson R. (1968). Important psychologists, 1600-1967. Journal of the History of the Behavioral Sciences, 4, 303-315.
  • Ardila, R. (1979). La psicología en Argentina: pasado, presente, futuro. Revista Latinoamericana de Psicología, 11, 71-91.
  • Ball, L. C. (2012). Genius without the “Great Man”: new possibilities for the historian of Psychology. History of Psychology, 15, 72-83.
  • Carpintero, H. & Peiró, J. M. (1981). Aplicaciones de la metodología bibliométrica a los estudios de historia de la psicología. En H. Carpintero & J. M. Peiró (Eds.), Psicología contemporánea. Teoría y métodos cuantitativos para el estudio de su literatura científica (pp. 41-52). Valencia: Alfaplus.
  • Castro Solano, A. (2014). Overview of Positive Psychology in Latin-American Countries. En A. Castro Solano (Ed.), Positive Psychology in Latin America (pp. 3-20). Nueva York: Springer.
  • Casullo, M. M. (1998). Adolescentes en Riesgo. Orientación e Identificación. Buenos Aires: Paidós.
  • Casullo, M. M. (2000). Psicología salugénica o positiva. Algunas reflexiones. Anuario de Investigaciones, 8, 340-346.
  • Christopher, J., Richardson, F. & Slife, B. (2008). Thinking through Positive Psychology. Theory & Psychology, 18, 555-561.
  • Gallegos, M. (2010). La Primera Conferencia Latinoamericana sobre Entrenamiento en Psicología (1974): El Modelo Latinoamericano y su Significación Histórica. Psicologia Ciência e Profissão, 30, 792-809.
  • Gancedo, M. (2008). Historia de la Psicología Positiva. Antecedentes, aportes y proyecciones. En María Martina Casullo (Ed.), Prácticas en Psicología Positiva (pp. 11-38). Buenos Aires: Lugar Editorial.
  • Gancedo, M. (2009). Reflexiones y experiencias acerca del aprendizaje de la Psicología Positiva y los Enfoques Salugénicos. Psicodebate, 10, 83-102.
  • González, E. N. (2012). La Enseñanza de la Psicoterapia de la Tercera Fuerza en la UNLP. Revista de Psicología, 12, 55-70.
  • Haggbloom, S. J., Warnick, R., Warnick, J. E., Jones, V. K., Yarbrough, G. L. Russell, T. M. et al. (2002). The 100 most eminent psychologists of the XXth Century. Review of General Psychology, 6, 139-152.
  • Hart, K. E. & Sasso, T. (2011). Mapping the Contours of Contemporary Positive Psychology. Canadian Psychology, 52, 82–92.
  • Huppert, F. A. & So, T. T. C. (2013). Flourishing Across Europe: Application of a New Conceptual Framework for Defining Well-Being. Social Indicators Research, 110, 837-861.
  • Keyes, C. L. M. (2002). The mental health continuum: From languishing to flourishing in life. Journal of Health and Social Behavior, 43, 207–222.
  • Klappenbach, H. (2003). La Globalización y la Enseñanza de la Psicología en Argentina. Psicologia em Estudo, 8, 3-18.
  • Klappenbach, H. (2013). Aplicación del enfoque socio-bibliométrico a los estudios en Historia y Formación en Psicología. Exposición en el Simposio “Métodos Cuantitativos para el Análisis de la Literatura Científica. Oportunidades y Desafíos”. XIV Reunión Nacional y III Encuentro Internacional de la Asociación Argentina de Ciencias del Comportamiento (AACC). Córdoba. 21, 22 y 23 de Agosto de 2013.
  • Korn, J. H., Davis, R. & Davis, S. F. (1991). Historians’ and chairpersons’ judgments of eminence among psychologists. American Psychologist, 46, 789-792.
  • Mariñelarena-Dondena, L. (2012a). Recepción y desarrollo de la Psicología Positiva en la Universidad de Buenos Aires (1998-2008). Psiencia. Revista Latinoamericana de Ciencia Psicológica, 4, 76-83.
  • Mariñelarena-Dondena, L. (2012b). La Formación en Psicología Positiva en la Universidad de Palermo. Revista Argentina de Ciencias del Comportamiento (RACC), 4, 21-30.
  • Mariñelarena-Dondena, L. (2012c). Surgimiento y desarrollo de la Psicología Positiva. Análisis desde una historiografía crítica. Psicodebate. Psicología, Cultura y Sociedad, 12, 9-22.
  • Mariñelarena-Dondena, L. (2014). De la epidemiología psiquiátrica a la psicología positiva. Historia de la trayectoria científica de María Martina Casullo. Universitas Psychologica, 3, 1893-1904.
  • Mariñelarena-Dondena, L. & Klappenbach, H. (2009a). La Psicología Positiva en la revista Psicodebate (2000-2007). Psicodebate. Psicología, Cultura y Sociedad, 10, 9-37.
  • Mariñelarena-Dondena, L. & Klappenbach, H. (2009b). La Psicología Positiva en la formación de psicólogos argentinos. El caso de la Universidad Nacional de San Luis. En M. C. Richaud & J. E. Moreno (Eds.), Investigación en Ciencias del Comportamiento. Avances Iberoamericanos. Tomo II (pp. 1133-1148). Buenos Aires: Ediciones CIIPME-CONICET.
  • Miguel, S. & Dimitri, P. J. (2013). La investigación en Bibliometría en la Argentina: Quiénes son y qué producen los autores argentinos que realizan estudios bibliométricos. Información, Cultura y Sociedad, 29, 117-138.
  • Montero, I. & León, O. G. (2007). A guide for naming research studies in Psychology. International Journal of Clinical and Health Psychology, 7, 847-862.
  • Price, J. D. S. (1963). Little science, big science. Nueva York: Columbia University Press.
  • Seligman, M. E. P. (2005). La auténtica felicidad. Barcelona: Byblos.
  • Seligman, M. E. P. (2011). Flourish. A visionary new understanding of happiness and well-being. Nueva York: Free Press.
  • Seligman, M. E. P. & Csikszentmihalyi, M. (2000). Positive Psychology: An Introduction. American Psychologist, 55, 5-14.
  • Vilanova, A. (2000). La formación académica del psicólogo en el mundo y en el país. En O. Calo & A. M. Hermosilla (Eds.), Psicología, Ética y Profesión: aportes deontológicos para la integración de los psicólogos del Mercosur (pp. 107-118). Mar del Plata: Universidad Nacional de Mar del Plata.
  • Ziman, J. (2000). Real science. What is and what it means. Cambridge: Cambridge University Press.

[1] Esta tarea fue llevada a cabo con la valiosa colaboración del Lic. en Ciencias de la Computación Darío Ruano.

[2] Gentileza del Dr. Luis Brajterman, Secretario Académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo.

[3] Los programas de las materias de las carreras de psicología de la UNSL, la UBA y la UNMdP fueron extraídos de las páginas web de dichas instituciones.

 

Banner sidebar

■ RIGUROSIDAD

Cada artículo es evaluado por cuatro expertos, en teoría, método y psicometría

■ ALCANCE

Acceso abierto permanente a toda la colección de la revista

■ DISPONIBILIDAD

La decisión editorial inicial se emite en menos de 90 días

■ IMPACTO

La carga en bases de datos se potencia con difusión en redes sociales

Buscar en la revista